Serie protocolizada de maniobras manuales suaves, destinadas a desplazar la linfa que se encuentra estancada hacia territorios linfáticos sanos, para su evacuación normal hacia el torrente venoso. Tiene como objetivo activar la circulación linfática, evitando su estancamiento y saturación de sustancias de desecho, además de favorecer el paso de la linfa hacia los ganglios linfáticos regionales superficiales.
Entre sus efectos encontramos la eliminación de líquido acumulado en los tejidos y reducción de medidas, disminución de edemas e inflamaciones, limpieza y desintoxicación del organismo y un efecto sedante y relajante.

Este tipo de tratamiento está indicado para:

  • Paniculosis (celulitis).
  • Pre y post cirugía reparadora y estética.
  • Piernas hinchadas y cansadas.
  • Edema del embarazo.
  • Edema por síndrome premenstrual.
  • Linfedemas.