El masaje infantil en el bebé genera beneficios tanto en el pequeño como en la persona que lo brinda. Esta persona idealmente debe ser su padre o madre (cuidador) para así fomentar el vínculo afectivo que se crea incluso antes del nacimiento.

Los beneficios físicos que recibe el bebé dependen tanto de la técnica empleada como de factores externos al masaje (ambiente, actitud de los padres, aceite, etc). Por esta razón es muy importante que se realice en un ambiente tranquilo, en el cual la mamá o papá le puedan brindar caricias suaves, ya que el bebé tiene la necesidad de ser tocado y masajeado estimulando sus órganos y sus funciones, estimulando el apego y la comunicación con el que le brinda el masaje, favoreciendo:

- mejor ganancia de peso
– mejor desarrollo neurosensorial
– períodos de alerta prolongados
– aumenta motilidad gástrica
– efectos analgésicos
– mejora patrones del sueño
– favorece vinculación afectiva con a madre/padre
– alivia cólicos y estreñimiento

Durante las sesiones a domicilio la kinesióloga enseñará a los padres a realizar el masaje infantil para así lograr los beneficios en el bebé.

Valor por sesión: $ 10.000
Pack 3 sesiones: $ 25.000