Lesión del Manguito Rotador

Publicado por:

El hombro es una articulación muy móvil, pero bastante inestable.  El Manguito Rotador es un grupo de músculos que tienen por función estabilizar el hombro en los diferentes movimientos que  realiza y se compone de cuatro músculos: Supraespinoso, Infraespinoso, Redondo Menor y Subescapular.

En general las lesiones del manguito rotador son más frecuentes en hombres que en mujeres y la actividad física exhaustiva es un factor agravante, al igual que los cambios degenerativos causados por el envejecimiento.

¿Cuáles son las causas de lesión?

Traumáticas: Ocurren por impactos en la zona del hombro,  generalmente se producen en pacientes jóvenes y están asociadas a actividades deportivas.

Degenerativas: Se va generando un desgaste en los tendones de los músculos que conforman el manguito rotador, generando dolor e incapacidad para mover el brazo. En casos extremos se podría llegar a generar una ruptura del manguito rotador, algo que es bastante más frecuente en las lesiones degenerativas que en las traumáticas, por lo que se ve en pacientes de mayor edad.

¿Cuáles son los síntomas?

Se manifiesta con dolor en la parte superior y externa del hombro y también en la región anterior, el cual puede ser irradiado. El dolor empeora con ciertos movimientos, como la elevación del brazo más allá de los 90° o las rotaciones del hombro. Suele ser característico el dolor nocturno, sobre todo al apoyarse en el lado afectado. También se puede presentar debilidad  del hombro, limitación del movimiento  y crujidos articulares.

¿En qué deportes se presenta con mayor frecuencia?

En deportes o actividades donde el movimiento del hombro sea constante o repetitivo y se genere sobre la cabeza, como por ejemplo el tenis, natación, voleibol, hándbol, beisbol y en deportistas lanzadores.

¿Cómo se diagnostica?

Generalmente se puede realizar un diagnóstico a través de la entrevista médica y el examen físico, y se puede corroborar con una ecotomografía (ecografía). En algunos casos es necesario realizar una resonancia magnética para descartar lesiones asociadas.

¿Cómo se trata?

El tratamiento va a depender del grado de daño de los tendones y el nivel de actividad que tenga el  paciente. En los casos donde no haya ruptura total del manguito rotador, el tratamiento consiste en el uso de medicamentos antiinflamatorios y kinesiterapia, donde se aplicarán máquinas de fisioterapia, masajes y se realizarán ejercicios para estabilizar el hombro. Cuando se trata de una rotura de los tendones, se evalúa caso a caso, dependiendo del nivel de actividad del paciente, la limitación física que esta lesión produce, el estado anatómico de los tendones, etc. En general, mientras más activo el paciente, más probable es que requiera una cirugía para reparar la lesión en caso de una rotura.

Prevención

Para disminuir el riesgo de generar daño en el manguito, deben evitarse los movimientos repetitivos del brazo, sobretodo de elevación, así como también levantar pesos significativos sin una adecuada preparación física. En los deportistas lanzadores es fundamental mantener un entrenamiento constante del manguito rotador para prevenir lesiones, a través de entrenamientos de propiocepción, balance y estabilización.

 

 

0

Añadir un comentario