El piso pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que dan sujeción a los órganos pélvicos (vejiga, uretra, vagina y recto) con el fin de que funcionen correctamente. El embarazo, los partos y la menopausia son factores de riesgo para el daño de esta musculatura.

Las disfunciones de piso pélvico se manifiestan frecuentemente como pérdidas de orina, gases o heces, prolapso de órganos pélvicos, dolor durante las relaciones sexuales, entre otros.

La rehabilitación de piso pélvico consiste en ejercicios terapéuticos, técnicas kinésicas manuales, uso de biofeedback y estimulación del nervio tibial posterior, los que devuelven la integridad de la musculatura perineal evitando así los molestos síntomas.

Particular